"El bosque sería muy triste si solo cantaran los pájaros que mejor lo hacen"



martes, 5 de febrero de 2013

Todo termina en el mismo sitio


Sólo me apetece escuchar música y hablar durante horas. Pero no con cualquiera. Sólo hay dos o tres personas, con las que disfrutaría hablando, sin importar el tema. Me gustaría desahogarme, y contar todo lo que se me pasa por la cabeza, todas las locuras, mis preocupaciones, mis inseguridades, contarlas sin que me juzguen, y luego escuchar a cambio, e intentar dar consejos, por muy mala que sea dándolos, o al menos escuchar y esperar ayudar. Me encantaría escuchar su voz, y que me hiciera reír en este momento. De verdad lo necesito. Necesito saber que después de este año, no perderé a nadie, que no perderé el contacto, y que al cabo de unos años lo haya perdido sin razón. Es lo que más me aterra, sobre todo porque ya me ha pasado con más personas de las que hubiera nunca imaginado. No quiero recuerdos, quiero realidades, ahora. Quiero que todas las historias con final feliz que me imagino se hagan por una vez realidad, quiero no ser tan cobarde y atreverme yo a cumplirlas. Porque en realidad no tengo nada que perder, puedo o ganarlo todo, o al menos quitarme esta duda de encima que me está matando. 
No se cómo pero siempre acabo pensando en él, todas las historias, todos mis problemas acaban siempre en el mismo sitio. Lo odio. No quiero que mi estado de ánimo, mis pensamientos, y todo, tenga que ver con él. Es aterrador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario