"El bosque sería muy triste si solo cantaran los pájaros que mejor lo hacen"



miércoles, 21 de agosto de 2013

Giros

Me empiezo a cansar, muchísimo. Mi cabeza rebota y rebota, da vueltas sobre sí misma, se repite, parece que ya no tiene imaginación y, a la vez, crea sin sentidos que me sacan de quicio. Crea mundos paralelos, múltiples, cambiantes, felices hasta que explotan como fuegos artificiales, de película, de película cursi, romántica, ñoña, muy ñoña, o muy dramática. Triste, insegura, incómoda, exagerada, silenciosa. Intenta buscar la realidad, pero cada vez se aleja más, se difumina con su propia sombra, se adentra en un laberinto de mundos paralelos, de ilusiones, de esperanza y desesperación. Antítesis encubiertas, paralelismos y otros muchos recursos literarios que se cuelan en el sin fin de posibilidades que crea mi mente en cada uno de los escenarios infinitos. El tema cambia, se transforma, busca otro núcleo, independencia, pero acaba con la misma forma, acaba siempre igual, o al menos siempre aparece aunque sea como personaje secundario, como extra. Esas veces son incluso peores, es un engaño, una ilusión.
Pasan las horas y la espiral vuelve a comenzar, las historias, relatos, sueños comienzan a aparecer, como siempre. Cada detalle es insignificante, y a la vez, lo hace real. Me lo acabo creyendo, se mete en mi consciencia, me hace creer que podría llegar a ser una mínima posibilidad, que no son cuentos; cuando en realidad, todo es un espejismo. Cada parte está descontrolada, inquieta, sigue su curso, y ni mis mil manos de mi mente pueden llegar a acariciarla. Puede parecer bonito, misterioso, encantador, mágico, todo se echa al azar, a la suerte, a las millones de probabilidades, de decisiones, de caminos que se pueden seguir, trazar, imaginar y cruzar.
Quiero ver el futuro, prevenirme de lo peor, y soñar con lo más maravilloso.
Quiero verlo ya.
No quiero decepcionarme, y que se caigan todos los muros de mis ilusiones.
Pero quiero que pare, que paren de dar vueltas, pasar página.
Los giros me empiezan a marear, ya no sé ni lo que estoy escribiendo. Otra vez se ha metido aquí. Bueno, siempre ha estado aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario