"El bosque sería muy triste si solo cantaran los pájaros que mejor lo hacen"



domingo, 2 de febrero de 2014

Him.


Lo echo de menos. Muchísimo. Hace cinco meses desde la última vez que hablé con él, y ya han pasado siete meses desde que lo vi. Y aún así no hay día en el que no pase por mi cabeza. No creía que hubiera sido tan importante, pero echo de menos su sonrisa, sus miradas, cómo me hacía reír. Echo de menos interesarme por lo que le pasa, y que a él le interesen mis historias. Echo de menos sus ojos verdes, y los pequeños momentos en los que podía ser completamente yo misma. Echo de menos sentirme importante, la emoción de un día más pasado junto a él. 
Y lo peor es que se quedó todo a medias. Ilusiones rotas a medio hacer. Y sin ninguna explicación completa mas que la cobardía todo desapareció.
La incertidumbre me mata, no saber el porqué de lo que pasó. 
Y quizá lo peor sea que, aunque ahora me duela y me destroza, lo volvería a repetir una y otra vez, me volvería a engañar sólo por verlo una vez más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario