"El bosque sería muy triste si solo cantaran los pájaros que mejor lo hacen"



viernes, 30 de mayo de 2014

Quieta

No me entiendo. No me controlo. 
Estaba feliz, eufórica, con ganas de disfrutar, reírme, recordar con una sonrisa  esa noche, una sonrisa de las que duelen de lo grande que es, y al final, puf, todo se lo llevó el viento. A pequeños suspiros me fui apagando. Y ahora, no sé, no es un recuerdo entrañable, es sólo una noche más observando desde el exterior, todo en movimiento, y yo quieta. Fuera de lugar, siempre fuera de lugar. ¿Cuándo voy a encontrar mi sitio? Quería que al menos por una noche, ese fuera el mío. Si iba a ser el último, quería encajar. Pero, ¿por qué iba a cambiar todo de repente? No sé qué hacer. Lo deseaba con tanta fuerza. 
Estoy cansada se sentirme irrelevante. Prescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario